SHA TATTOO - Estudio de tatuaje en Fuenlabrada
SHA Tattoo
SHA TATTOO - Tatuajes y piercings en Fuenlabrada
Inicio Saber más
Conocenos Galería
Cómo trabajamos Contacto
Saber mas
¿Porqué tatuarse? Historia del tatuaje Historia del piercing
Consejos tatuaje Consejos piercing Diccionario
El piercing es una forma de expresión tan vieja como la cultura, que ha existido en la práctica totalidad de las civilizaciones. En occidente, durante casi todo el siglo veinte quedó reducido a la simple perforación de los lóbulos de las orejas para colocar pendientes. Pero en la última década se ha difundido enormemente, sobretodo entre los jóvenes, hasta el punto de ser tan común encontrar una persona con un pendiente en la oreja como otra que lleve uno o varios piercings en el ombligo, el labio o la lengua. ¿La razón? Puede ser desde simplemente decorarse el cuerpo, hasta identificarse dentro de un grupo social.
Resulta imposible establecer en qué momento exacto apareció el anillado corporal o piercing en la historia de la humanidad aunque lo cierto es que su origen es tan antiguo como la misma piel. Por una gran variedad de motivos es un arte antiguo y venerable que en las últimas décadas parece haber emergido de nuevo.
Ya en la Roma de los centuriones, los miembros de la guardia del César llevaban aros en los pezones cómo muestra de su virilidad y coraje así como un accesorio de sus vestimentas que les permitían colgar en ellos las cortas capas que usaban. Esta práctica también fue bastante común entre las chicas de alta sociedad en la era Victoriana. Lo hacían para realzar el volumen de sus pezones. El ombligo anillado era un signo de la antigua realeza egipcia y fue prohibido a todos aquellos que no eran nobles. En aquellos tiempos, los ombligos muy profundos eran los más preciados.
Es de todos bien sabido que en la India muchas mujeres han sido anilladas en la nariz desde muy pequeñas. Esta tradición la suelen llevar a cabo las abuelas, que deberán anillar a sus nietas antes de que se casen. Se piensa originariamente que se hacía cómo signo de sumisión y devoción de la mujer hacia su marido. Este piercing se realiza en uno u otro lado de la nariz, en función de la etnia a la que pertenezca la mujer.
El piercing es una forma de expresión tan vieja como la cultura, que ha existido en la práctica totalidad de las civilizaciones. En occidente, durante casi todo el siglo veinte quedó reducido a la simple perforación de los lóbulos de las orejas para colocar pendientes. Pero en la última década se ha difundido enormemente, sobretodo entre los jóvenes, hasta el punto de ser tan común encontrar una persona con un pendiente en la oreja como otra que lleve uno o varios piercings en el ombligo, el labio o la lengua. ¿La razón? Puede ser desde simplemente decorarse el cuerpo, hasta identificarse dentro de un grupo social.
Cuando el pendiente se coloca en el espacio entre las dos fosas nasales recibe el nombre de Septum. Grupos étnicos de diversas partes del mundo lo han utilizado y muchos de ellos todavía hoy siguen practicándolos, cómo en Papua Nueva Guinea, Polinesia, África, India... En un principio su función era defensiva ya que daba un aspecto más feroz a quien lo llevaba, aunque sus fines actualmente son también estéticos y permiten a los distintos grupos tribales diferenciarse entre ellos, conocer el estatus social del que lo lleva, etc.
Algunas mujeres de Rajastán (India) llevan en su Septum grandes aros de oro finamente trabajados con una finalidad cultural y estética.
En unos jeroglíficos mayas que datan del año 709 a.c. aparece el "Jaguar Protector", cinco días después de haber asumido el título de Señor de la Sangre de Yaxchilan. En estos jeroglíficos y dibujos se ve el "rito de la sangre" practicado por su esposa principal, Lady Xoc. Ésta, arrodillada ante su marido, tirante una cuerda a la que se han insertado espinas a través de su lengua. Quizás este rito tan antiguo tiene que ver con los orígenes del piercing en la lengua tal y como lo conocemos., afortunadamente la técnica utilizada ha cambiado mucho.
Todavía hoy, entre algunos grupos étnicos de Brasil, existe la costumbre de hacer una pequeña incisión bajo el labio que progresivamente se irá agrandando hasta alcanzar el tamaño deseado. En él se colocará una pieza circular por lo que la modificación corporal es impresionante. También suelen realizarse este tipo de "agrandamientos" en los lóbulos de las orejas. En muchas tribus de África (poblados Suya, Sara, Lobi, Kirdi...) es muy común esta práctica y existe la tradición de que las jóvenes solteras empiecen a "agrandar" su labio en el momento en que se prometen. Este proceso dura todo el noviazgo y hasta el momento de la boda. Es la prometida la que realiza un plato de barro cocido que progresivamente irá cambiando por otro más grande. A mayor tamaño de plato, mayor será la dote que la familia del novio pagará a la familia de la novia.
El Prince Albert era un anillado habitual entre los miembros de la alta sociedad Victoriana, originariamente era usado para sujetar los genitales masculinos en la pierna derecha o izquierda del pantalón, que solía ser muy estrecho. La leyenda cuenta que el Príncipe Alberto se hizo este piercing para mantener su prepucio retraído y lograr así que su miembro estuviera siempre libre de malos olores que pudieran ofenderá la reina. Consiste en un aro que pasa a través de la uretra hasta la base del glande, a la altura del frenillo.
Es relativamente nuevo en Occidente el Ampallang, aunque cada vez está ganando más adeptos. Su origen proviene de los pueblos indígenas de las áreas que rodean el Océano índico. Aunque algunas veces se practica durante la infancia, su práctica es más habitual cómo parte de un rito de paso a la adolescencia. El piercing suele ser realizado por una anciana, que emplaza el Ampallang horizontalmente pasando por el centro del glande y por encima de la uretra. Suelen insertar luego varas de metal con discos en sus extremos, varillas de hueso, ámbar o incluso oro si la familia del chico tiene dinero. Las mujeres de esta etnia suelen darle mucha importancia a este piercing pudiendo incluso rechazar a un pretendiente si no lo tiene hecho.
El uso del Dydoes parece haberse iniciado más recientemente. Consiste en dos piercings que se emplazan en la corona del glande, en la parte superior (en un reloj, a las 10:00h y a la l:00h). Se piensa que devuelve parte de la sensibilidad perdida por la extirpación del prepucio tras la circuncisión.
Es motivo de orgullo para algunos árabes el día que llegan a la edad adulta. Todos los miembros de sexo masculino de la comunidad, amigos y familiares, le preparan una gran fiesta a modo de "rito de paso" y uno de los regalos que le van a hacer será un pendiente, concretamente un aro que se le colocará al joven durante la ceremonia, en el lado izquierdo del escroto, entre los testículos y la base del pene. Existe la creencia de que así, los testículos no podrán volver a subir al sitio de dónde descendieron durante la infancia. El Hafada, que así es cómo se llama este piercing, da evidencia de que el joven es a partir de ahora y para siempre un hombre. Algunos árabes ricos ponen eventualmente en Mi Hafada pendientes con piedras preciosas siendo la más preciada, por lo menos en la zona del Golfo Pérsico, la perla Kuwait» Algunos legionarios franceses volvieron del Norte de África con estos adornos en sus genitales, normalmente en el lado izquierdo afinque algunos en ambos.
En la actualidad sigue siendo todavía una práctica muy común entre los nativos del Sur del Pacífico un piercing llamado Guiche. Se suele realizar durante la pubertad, a través del perineo (raphe perinei) o la zona que se encuentra entre el ano y el escroto. Tras practicar una inserción en la zona es colocada una tira realizada con piel.
El Guiche es considerado uno de los piercings más eróticos y muchos aseguran que puede intensificar los orgasmos si se presiona ligeramente cuando se tiene uno. Es muy importante el emplazamiento del mismo y sólo debería ser realizado por profesionales con experiencia.
Desde la época de la Inquisición y concretamente el Concilio de Trento, algunas comunidades religiosas han usado el anillado genital (por ejemplo los pertenecientes a la Orden de los Carmelitos de la Santa Faz) cómo método de castidad y de expiación de la culpa. Los marinos y piratas acostumbraban a ponerse un aro en la oreja cada vez que cruzaban el Ecuador. Los caballeros cruzados trajeron con ellos grandes pendientes de piedras preciosas de la corte de Saladino. Los turcos influyeron en la estética de sus atacantes con sus grandes aros colgando de sus lóbulos. En el siglo XVII creían que ponerse una tira de metal en la oreja tenía propiedades terapéuticas y hasta que si lo llevaban en el lado izquierdo el demonio no entraría en sus cuerpos.
Podríamos continuar con referencias históricas del anillado corporal aunque lo que nos parece realmente importante es el creciente interés durante las últimas décadas por las tan visuales, y algunas veces chocantes, prácticas de modificación corporal "primitivas" cómo el piercing, tatuajes, cutting, branding, rastas..

SHA TATTOO - Estudio de tatuaje en Fuenlabrada
   
 
INICIO | CONOCENOS | CÓMO TRABAJAMOS | SABER MÁS | GALERÍA | CONTACTO Aviso Legal y LSSI
LIMPIEZA Y FIJACIÓN | TATUADO | CABEZA | TORSO | EXTREMIDADES | ESPALDA
¿PORQUÉ TATUARSE? | HISTORIA DEL TATUAJE | HISTORIA DEL PIERCING
CONSEJOS TATUAJE | CONSEJOS PIERCING | DICCIONARIO DEL TATUAJE Y PIERCING
 
SHA TATTOO es un estudio de tatuaje situado en Fuenlabrada, al sur de Madrid. No obstante, tenemos decenas de clientes y amigos en otras localidades cercanas como Madrid, Móstoles, Alcalá, Humanes, Leganés, Alcorcón, Getafe, Torrejón de Ardoz, Alcobendas, Parla, Coslada y Pozuelo de Alarcón. Si eres de alguna de estas localidades, (u otras más lejanas) y te ha gustado nuestro trabajo, no dudes en contactar con nosotros, el desplazamiento vale la pena cuando hay unos buenos resultados. Ningún animal o planta se dañó durante la realización de esta página web. SHA TATTOO es una marca registrada de Enrique Torres Medina. Las demás marcas que puedan aparecer en este sitio web son propiedad de sus respectivos propietarios. Todos los precios que aparecen en este sitio web llevan el IVA incluido. Para más información sobre los datos legales necesarios en esta página web, consulta la sección "Aviso Legal y LSSI".
Zuzumba